Menú Close
cómo superar una ruptura de pareja

¿Cómo superar una ruptura de pareja?

El fin de una relación amorosa puede sumirnos en una situación de emociones complicadas y desafiantes. Superar una ruptura de pareja no es un proceso fácil, pero es un capítulo crucial en la historia de nuestro crecimiento personal.

En este artículo, hablaremos del proceso de duelo que supone una ruptura de pareja y expondremos algunas herramientas que pueden resultar interesantes de cara a cuidar nuestro proceso emocional.

Atravesar el duelo

Para comenzar, es importante considerar que una ruptura de pareja es un proceso de duelo, de pérdida de algo significativo en nuestra vida. Elisabeth Kübler-Ross explicó el proceso de duelo en 5 fases, de las que hablaremos más detenidamente en nuestro blog:

  • Negación
  • Ira
  • Negociación
  • Depresión
  • Aceptación

No necesariamente se transitan estas fases de forma lineal, sino que pueden estar presentes varias a la vez, y percibir avances y retrocesos a lo largo del tiempo. Y no siempre se atraviesan las 5 fases con la misma intensidad.

Lo más importante a tener en cuenta es que es un proceso que lleva tiempo, y para el que necesitaremos ir sintiendo y manejando emociones muy dispares. Es importante, en ese sentido, conocer el punto en el que te encuentras en este momento y ofrecerte el espacio y tiempo que necesitas para seguir integrando todo lo que ha ocurrido en la relación.

Acepta tus Emociones

El primer paso para superar una ruptura es permitirte sentir. No reprimas tus emociones; llora si es necesario, siente la tristeza y la pérdida; enfádate si no te han tratado como te mereces; o si has perdido un proyecto vital con el que estabas ilusionado/a. Aceptar y reconocer tus emociones es esencial para procesar todo lo que ha pasado en la relación y atravesar el duelo.

superar una ruptura de pareja

Establece Límites y Espacio

Después de una ruptura, establecer límites y crear espacio emocional es crucial. Esto no solo implica la separación física, sino también la desconexión en redes sociales y la limitación del contacto o el contacto cero. Darte tiempo y espacio permitirá una perspectiva más clara sobre la situación y te evitará caer en espirales de malestar. Te sitúa en el duelo, aunque sea la opción más dolorosa de todas.

Prioriza el Autocuidado

El autocuidado se convierte en un salvavidas durante tiempos difíciles. Dedica tiempo a actividades que te nutran física y emocionalmente. Ejercicio, alimentación saludable y descanso adecuado son fundamentales. Además, cultiva hábitos que te brinden sosiego, ya sea leer, pintar, o hacer cosas que te gusten.

Si notas que te está costando cuidarte y estás viviendo inmersa/o en a cabo alguna práctica que pueda estar haciéndote daño (beber alcohol, consumo estupefacientes, dificultades en el cuidado de las comidas diarias, falta de descanso o insomnio, enfermedades comunes frecuentes, etc.) es el “red flag” en el que te tienes que fijar para evaluar si el cambio puedes hacerlo por tu cuenta o es momento de pedir ayuda.

Importancia del apoyo social

No enfrentes la ruptura en solitario. Busca apoyo en amistades cercanos, familiares o incluso profesionales de la salud mental. Compartir tu proceso, cómo te sientes y experiencias vividas puede proporcionar alivio emocional y ofrecerte perspectivas valiosas. Además, y posiblemente lo más importante, van a orientarte en el proceso de autocuidado cuando sea necesario y te van a acompañar en el proceso de duelo.

En este sentido, lo más relevante es el permitirte pedir ayuda en momentos en las que lo necesites ¡no hace falta que puedas sola/o!

Si de forma adicional estás considerando iniciar un proceso de terapia, te dejo este artículo donde exponemos la importancia de acudir a terapia en ciertos momentos de nuestra vida.

Establece Nuevas Metas

La ruptura puede llevar consigo la sensación de pérdida de dirección. Establece nuevas metas para enfocar tu energía y crear un sentido renovado de propósito. Ya sea en tu carrera, educación o en actividades personales, la consecución de metas puede brindarte una sensación de logro y control.

Conclusión

Superar una ruptura de pareja es un proceso desafiante pero transformador. Aceptar y procesar las emociones, establecer límites, priorizar el autocuidado y buscar apoyo son pasos esenciales para que este momento tan difícil lo sea un poco menos.

Al permitirte sanar, te embarcas en un camino hacia un futuro más fuerte, más sabio y más amoroso contigo mismo. La ruptura puede ser el cierre de un capítulo, pero también es el inicio de una nueva y valiente historia personal. Si quieres hablar con un profesional, contacta con nosotros y te ayudaremos a superarlo.

Referencias bibliográficas:

  • Kübler-Ross, E. (1969). On death and dying. New York: The Macmillan Company.
Julia Rodríguez Alonso
Psicóloga social y sanitaria. Colegiada M-35472 en el Colegio Oficial de la Psicología de Madrid.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Si te ha gustado este contenido, ¡compártelo!

Copiar al portapapeles

Copiar